¿SABÍAS QUE…? Nuestros Greatest Hits del Festival de Sitges (Parte 2)

Seguimos el repaso por nuestro particular historial en el Festival de Sitges con otros cinco títulos que nos han dado alegrías con forma de estatuilla plateada… Si os habéis perdido la primera parte de la lista, comprobad que no os falte ninguna clicando aquí.


Nuestros premios del Festival de Sitges

5. La chica satélite y el chico vaca (2014)

Premio Anima’t

La cinematografía surcoreana lleva años demostrado que se encuentra en una forma más que envidiable, habiendo producido clásicos consagrados tales que Oldboy (Park Chan-wook, 2003), Encontré al Diablo (Kim Jee-woon, 2011) o The Yellow Sea (Na Hong-jin, 2011), todas ellas editadas bajo nuestro sello. Tampoco parece que la ola coreana vaya a decaer pronto, con nombres como el de Bong Joon-ho recogiendo la Palma de Oro en Cannes. Pero si algo llama especialmente nuestra atención, en lo que al cine surcoreano se refiere, es la gran apuesta que se está haciendo para elevar las cintas de animación que allí se producen al nivel de sus vecinos japoneses. Un nivel que ya parece alcanzado y superado, con directores como Yeon Sang-ho (responsable de films como The King of Pigs o The Fake) marcando tendencia en todo el mundo. Y luego, aparecen óperas primas tan sorprendentes como La chica satélite y el chico vaca, de Chang Hyung-yun, que triunfan en festivales por su frescura y su humor delirante. Películas, al fin y al cabo, que nos hacen querer más.



4. I am a hero (2015)


Premio a los Mejores Efectos Especiales y Premio del Público

No creo que ninguno de los lectores del manga de Kengo Hanazawa esperara tan buenos resultados para la adaptación a imagen real que Shinsuke Sato realizaría en 2015. Lo que está claro es que subestimaban al director japonés, auténtico experto en transformar materiales inadaptables en buenas películas (venía de hacerlo con Gantz). No sorprende, pues, que su nueva película supusiera una auténtica revolución dentro del festival. Galardonada con el Premio del Público (galardón que también ganó en Fantasporto y SXSW Film Fest) y llevándose también el rubro a los Mejores Efectos Especiales, I am hero se alzó en Sitges como una nueva película de zombis de referencia y una de las mejores revisiones del género que se han visto en años.




3. Inuyashiki (2018)


Premio a los Mejores Efectos Especiales

Compitió en Udine y ganó el Premio a Mejor película en Bruselas antes de presentarse al certamen catalán –así es que su llegada se contara entre lo más esperado de la Sección Oficial, que para más inri esta pasada edición iba poco cargada de títulos asiáticos. Con un dúo principal formado por Noritake Kinashi, famoso cómico nipón con más de 30 años de experiencia, y Takeru Sato, nombre imprescindible en el stardom japonés desde que encabezara la trilogía Kenshin, el Guerrero Samurái, la industria volvía a depositar su confianza en el realizador Shinsuke Sato, experto en adaptaciones a imagen real que tres años atrás había entusiasmado al público de Sitges con su genial I am a hero. El resultado habla por sí solo: Inuyashiki es una cinta que entretiene y asombra a nivel visual, sobre todo en lo que a su épico tramo final se refiere.




2. The Yellow Sea (2011)


Premio a la Mejor Dirección

Presentada en su momento en el Festival de Cannes, donde causó furor en la sección Un Certain Regard, y tras ganar Ha Jung-woo el premio al Mejor Actor en los Asian Film Awards, The Yellow Sea llegaba a Sitges como uno de los títulos imprescindibles a Competición. Lo mejor es que el hype festivalero tuvo sus resultados y el Jurado otorgó a la cinta el reconocimiento a la Mejor Dirección para Na Hong-jin, responsable del clásico de terror coreano The Wailing. Además, a su enorme éxito entre la crítica cabe añadir la enorme repercusión que logró en el público de Corea del Sur, donde alcanzó el puesto número uno en el ranking de taquilla siendo vista por más de 2 millones de espectadores, y recaudando cerca de 15 millones de dólares.




1. Oldboy (2004)


Premio a la Mejor Película

La dejamos para el final porque sería un poco fanfarrón decir de buenas a primeras que la película coreana más importante de todos los tiempos descansa bajo nuestro sello. Oldboy sirvió, desde su paso por Cannes, donde recibiría el Gran Premio del Jurado de las manos del mismo Tarantino, para reordenar todo el panorama cinematográfico de género del momento. Corea se imponía como un país de identidad cinematográfica fuerte y reconocible, y Park Chan-wook quedaba consagrado como uno de los máximos nombres del cine de autor internacional. También el protagónico Choi Min-sik (Encontré al Diablo) cogería impulso, apareciendo en títulos comerciales como Lucy de Luc Besson, protagonizado por Scarlett Johansson. En Sitges recogería el premio a la Mejor Película.




Para vosotros, ¿Cuál es vuestra película “sitgera” favorita? Si os ha quedado algún título por descubrir o revisitar, no dudéis en encargarlo a través de nuestra tienda en línea… ¡Buen verano y mejores películas!

#sitges2019 #festivaldesitges #sitgesfestival

#angelsala #sitgesfilmfest #samneill

#satelitegirl #chicasatelite #iamahero

#inuyashiki #theyellowsea #oldboy

#cinefantastico #filmfestival

#thriller #horrorfilm #animacion

#cineasiatico #cinejapones #cinecoreano

#animacioncoreana #bongjoonho

#shinsukesato #parkchanwook #festival

#liveaction #clasicosdesitges

#media3estudio #mediatresestudio #media3

#cineasia #asianmovies #asiancinema

#cinefilo #cinephileclub #movienight #japancinema

#japanesmovie #japanaddict #cinejapon

#cultmovie #clasicodeculto

65 vistas