LAS DIEZ TEORÍAS MÁS LOCAS DE ASSASSINATION CLASSROOM (PARTE I)

Todas ellas probadas. Cuando pasan solo unas semanas del lanzamiento directo a vídeo de la saga de Assassination Classroom, recogemos lo que vimos en el díptico de películas en imagen real para plantearnos, a modo de lluvia de ideas, cuáles son las teorías más disparatadas que de la clase 3-E pueden salir. No nos sorprende que, de buenas a primeras, en internet hayamos encontrado alguna que otra perla que también referiremos en un artículo que promete ser la crème de la crème para los que, como a mí, os gusta darle un par de vueltas más a todo lo que veis. Las agruparemos en diez puntos, que dividiremos durante las próximas dos semanas, porque, chicos, no queremos que os estalle la cabeza. Y, cómo no, en el texto hay ligeros spoilers de las dos películas (aunque no malogran la experiencia). Dicho esto, que empiece la clase…


Vayamos por partes. Comencemos hablando, cómo no, del simpático profesor tentaculado, protagonista indiscutible de la serie.



10. KOROSENSEI ES HIJO DEL DESASTRE NUCLEAR

El apelado literalmente «profesor imposible de asesinar» (en japonés, nacido de un juego con la lectura de 殺せない, korosenai, «imposible de asesinar») es un personaje creado en 2012, solo un año después del tsunami y desastre nuclear de Fukushima, que destruyó el «sueño japonés» de la energía segura e ilimitada prácticamente de la noche a la mañana. Por ello, es lógico relacionarlo con un incidente que marcaría para siempre la idea de poder del pueblo nipón. Korosensei es un alienígena, creado por los humanos, que se vuelve contra la humanidad a pesar de no tener voluntad de destrucción. Es una bomba de relojería ultra eficaz que, sin embargo, no podrá hacer nada para evitar acabar con la vida en el planeta en unos pocos meses. ¿Leéis Fukushima entre rallas? Quizás sería menos evidente si el mismo profesor no tuviese una tez de un muy icónico color amarillo…



9. KOROSENSEI ES EL NUEVO SUPERHOMBRE

Qué evidente, ¿no? Está claro que el profesor viene a encarnar un ser en sus máximas capacidades (físicas y mentales), pero lo que resulta más interesante del personaje es qué tipo de übermensch representa. Para empezar, Korosensei –despojado de su apariencia amarillenta– no es más que un profesor con evidente síndrome de Asperger: cien por cien racional, con habilidades sobrehumanas y desproporcionadas respecto a su condición y con evidentes problemas de relación normalizada con los demás; de ahí que su contrafigura Karasuma, con un perfil y unas habilidades similares, sí disponga de las herramientas afectivas necesarias para demostrar su empatía de forma práctica hacia sus alumnos. También es glotón (como lo era otro gran Asperger del mundo manga japonés, L de Death Note), y siente una tremenda debilidad por los pechos femeninos, aunque –sinceramente– esto es por desgracia demasiado común en la comedia nipona para tener una relevancia real. Saxxon Creative destaca en su texto que la cara de Korosensei podría hacer referencia a otro gran icono relacionado con la búsqueda del superhombre en la cultura pop: los Watchmen, de Alan Moore y Dave Gibbons.



8. KOROSENSEI ES JESUCRISTO

Desde su crucifixión, literalmente atado –brazos en cruz– a un cohete al final de la primera película, hasta lo mesiánica que resulta su tarea (ayudar a los alumnos de su particular María Magdalena), pasando por todas y cada una de las veces en que su poder oscila entre la destrucción (de la Luna, para empezar) y la creación (la reconstrucción del pabellón de la 3-E, sin rompernos mucho la crisma). Korosensei representa una figura no solo potencialmente por encima del resto de mortales, como explicábamos en el punto anterior, sino también superior a nivel moral: no será por nada que la gran herramienta de la que dispone para enseñar a sus alumnos sea su propio sacrificio. Tampoco en vano serán sus múltiples resurrecciones, dentro de una bola de cristal ultrarresistente o, yendo un poco más allá, su paso a «mejor vida» desde que dejara su forma humana para convertirse en un tentáculo con vestidito de profesor.


Sigamos escribiendo brevemente sobre un par de personajes a los que este simpático-intruso-benefactor enseña.



7. A NAGISA SOLO LE FALTAN ALAS PARA SER UN ÁNGEL

Buscad en Google «el sexo de los ángeles» y os encontraréis una buena dosis de páginas explicando por qué estos enviados divinos no tienen género ni sexo. De hecho, aunque toda página tenga su propia versión de la historia de la iconografía cristiana, todas coinciden en un punto: un ángel es un ser andrógino, a mitad de camino entre lo masculino y lo femenino, y actúa como intermediario entre Dios y la humanidad. Como Nagisa Shiota, vamos. A su vez, el discípulo modélico de Korosensei (Jesús, pero también Dios) será quien transmita su mensaje en un futuro, convirtiéndose en una réplica de su maestro, hacedor del bien, para las nuevas generaciones de estudiantes perdidos, fracasados, aún por adoctrinar.



6. RITSU COMO LA ROBOT DEL SIGLO XXII

La nueva alumna, una impresora 3D guiada por una Inteligencia Artificial súper capaz, que recibe su nombre del japonés 自律 (jiritsu, «autonomía») da lugar a más debates sobre un cierto imaginario compartido y de ámbito universal –vamos desde lo ecológico, pasando por lo religioso, hasta cuestiones de metafísica robótica–. En este caso, resulta interesante contrastar qué entiende la saga por una IA «autónoma» (por ello, individualista), cuya única función es la de acabar con el profesor tentaculado. Para ello, tendrá que aprender a parecerse más a los humanos –a desarrollar su capacidad de emular la empatía y la aparente voluntad de compañerismo– para equipar a todo su equipo y que estos lo ayuden, ya como engranajes de la máquina, a realizar su cometido. Me explico: cuando es introducida, Ritsu actúa con una coherencia absoluta de acuerdo con su naturaleza robótica y, por lo tanto, funcional: dispara, a todas horas, sin importar qué, a su target Korosensei. Sin embargo, pronto se dará cuenta (de la mano del mismo profesor) que una estrategia mucho mejor es integrarse en el grupo, de forma que con la ayuda de todos pueda realizar su tarea. ¿Cómo? Fingiendo que deja de ser «autónoma» para transformarse en humana, en un ser social y colectivo, mientras que, por otro lado, se infiltra en los dispositivos móviles de todos los alumnos de la clase y los guía en su cometido. El suyo, un objetivo que, por otra parte, no deja de ser el mismo que al principio de la película. ¿Cuál es el problema, aquí? Que todo el mundo da por sentado que el robot se ha convertido en un compañero más, mientras obedece ciegamente a sus instrucciones para ayudarlo a cumplir con su misión. Así, la IA mata dos pájaros de un tiro. Suena cercano y peligroso, ¿verdad?


La semana que viene, cinco teorías más que, con un poco de suerte, os volarán la cabeza. De momento, os recomiendo que echéis un vistazo a las lecturas políticas y morales que extrajimos de la película (algo más serias, pero también en más profundidad) y que se encuentran, en exclusiva, en el libreto de la edición física de la saga.


Y vosotros, ¿tenéis alguna teoría sobre Assassination Classroom que queráis compartir?


#media3estudio #mediatresestudio #media3

#assassinationclassroom #assassinationclassroomliveaction #liveaction

#korosensei #koro #sensei #ansatsukyoshitsu #ansatsukyoshitsuliveaction

#yuseimatsui #basadoen #manga #anime #eiichirohasumi

#teoriasconspirativas #religion #internet #troll #fukushima2011

#energíanuclear #nuclearenergy #desastrenuclear #nucleardisaster

#japan2020 #tokyo2020 #futuro #japon2020 #tokio2020

#robotica #robots #robotic #AI #IA #Jesus #Jesuschrist

#cineasia #asianmovies #asiancinema

#cinefilo #cinephileclub #movienight #japancinema

#japanesmovie #japanaddict #cinejapon

#ubermensch #superhombre #asperger

#cinejapones #clasicosjapon #cineoriental

#masakisuda #kazunarininomiya #kippeishiina #ryosukeyamada

#maikayamamoto #kannahashimoto #heyheyjump #Jiyoungkang

#cinecoreano #koreancinema #koreanclassics